Para dar seguimiento al requisito impuesto por la Division de Aprendizaje Temprano

Temprano del mes de Febrero que habla de proteger a los niños contra la exposición al plomo, a partir del 1 de abril de 2018, todos los proveedores de cuidado infantil regulados por el estado deben comenzar a analizar el plomo en el agua potable y enviar los resultados a la Oficina de Cuidado Infantil. Si los resultados de la prueba son superiores a "15 partes por mil millones (ppb), el proveedor deberá realizar cambios para evitar la exposición al plomo".
         La Oficina de Cuidado Infantil planea trabajar estrechamente con los proveedores de servicios este verano para ayudarlos a implementar los nuevos requisitos. Esto incluye una lista de recursos, una hoja de sugerencias, el apoyo de su especialista en licencias y un número para recibir llamadas en la Oficina Central. La Oficina de Cuidado Infantil también está trabajando con oficinas locales de agua y laboratorios de pruebas para ayudar a que el proceso sea lo más simple posible para los proveedores. Los proveedores tienen hasta el 30 de septiembre de 2018 para completar las pruebas, enviar los resultados al OCC y poner en práctica los cambios necesarios.
         Los nuevos requisitos incluyen efectuar pruebas cada seis años. Los proveedores de cuidado infantil deben tomar una muestra de agua de los grifos que utilizan para obtener agua para beber o para la preparación de alimentos, la enviarán en un laboratorio acreditado para ser analizada y enviarán los resultados de la prueba a la Oficina de Cuidado Infantil.
         Si los resultados de la prueba muestran un nivel de plomo que es igual o superior a 15 partes por mil millones (ppb), el proveedor debe prevenir inmediatamente que los niños usen o consuman el agua eliminando el acceso al grifo y deberán suministrar agua embotellada para beber, cocinar y preparar fórmula infantil.  A continuación, deberán presentar un plan de acción dentro de los 60 días posteriores a la recepción de los resultados ante el OCC para abordar el problema de los niveles de plomo en los grifos o los accesorios que superen las 15 partes por mil millones.
         El plan deberá ser coherente con las "3T's para reducir el plomo en el agua potable en las escuelas de la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU.". Los proveedores deben volver a analizar el agua después de realizar cambios correctivos y continuar utilizando agua embotellada solo mientras tanto. Los proveedores también deben reducir la exposición de los niños al plomo independientemente de los resultados haciendo funcionar los grifos entre 30 segundos y dos minutos antes de usar el agua para cocinar o beber.
¿A que se refiere 3T?
3Ts es un programa de difusión lanzado por la Agencia de Protección Ambiental en respuesta a la preocupación pública sobre los riesgos de salud planteados por los niveles elevados de plomo en el agua potable en las escuelas y las instalaciones de cuidado infantil a través del país.  En pocas palabras, los 3T son Entrenamiento, Análisis e Información (Training, Testing and Telling).
 
¿Qué debo hacer hoy? Aunque los proveedores tienen hasta el 30 de septiembre para completar las pruebas y enviar los resultados a la Oficina de Cuidado Infantil; se recomienda que los proveedores comiencen las pruebas en cualquier momento y soliciten paquetes para recabar muestras a más tardar el 1 de agosto para permitir aproximadamente 4 semanas para que se procesen los resultados de las muestras de agua.
¿Dónde puedo obtener más información? La Oficina de Cuidado Infantil ha publicado información sobre cómo proteger a los niños contra la exposición al plomo en su sitio web:
 https://oregonearlylearning.com/lead-poisoning-prevention/.
- División de Aprendizaje Temprano.