La historia de Spark Por Lauren Peterson

La historia de Spark

Por Lauren Peterson

sparknew.PNG

Qué placer fue pasar un tiempo con Julie Lutter, dueña de Grandma's Village, un programa de Cuidado infantil familiar registrado de Hillsboro, Oregon. Julie compartió la historia de su experiencia Spark.

 

Aunque a Julie siempre le gustaron los niños, había planeado ser contadora. En 1991, Julie, una madre soltera que no encontraba cuidado para sus hijos, "creó el programa para niños que no podía encontrar. Iba a ser algo termporal. Pasó de ser una necesidad a ser una carrera”.  

 

Si bien su carrera como profesional de aprendizaje infantil comenzó con una necesidad de cuidado de calidad para sus propios hijos, el apego a los niños la ha mantenido en el campo durante 28 años. "Muchos de los niños en mi programa llegan de bebés y se quedan hasta que cumplen 12 años. Estoy tan unida a ellos; son tal como los míos”. Julie no muestra signos de reducir la marcha. Actualmente está finalizando su Credencial de desarrollo infantil (Child Development Credential, CDA) y recientemente ha presentado su portfolio Spark con la esperanza de una calificación de 3 estrellas.

 

Después de casi tres décadas en el campo, ¿qué motivó a Julie a participar en Spark? Ami Russell, Especialista en mejora de la calidad de la agencia de Recursos y referencias del Cuidado infantil del Condado de Washington, se acercó para invitar a Julie a una Capacitación para la mejora de la calidad, una reseña de Spark. Julie recuerda: "No sabía lo que era, pero era un entrenamiento gratuito, así que pensé, '¿por qué no?' Antes de darme cuenta, estaba hasta las rodillas”. Julie comparte que, hasta hace poco, no sabía la cantidad de recursos existentes para apoyar a los proveedores.

 

Al principio, Julie tenía algunas reservas. Podía ver que evaluar su programa, completar su Plan de mejora de calidad, y ocuparse del portfolio iba a ser un montón de trabajo. "Sólo era el miedo a lo desconocido”. Sus temores y vacilaciones duraron poco. Nos relata: "Pasé de sentirme como si tuviera que cumplir con las horas de entrenamiento, a tener que hacer esto porque quiero aprender más”.

 

Julie describe las muchas maneras en que el proceso mejoró su programa. Recuerda una situación en la que unos padres compartieron su preocupación por el desarrollo de su hijo. Ella les dio un Cuestionario de edad y etapa (Ages and Stage Questionnaire, ASQ - una herramienta de evaluación del desarrollo requerido por uno de los estándares Spark). Les sugirió lo llevaran a su casa y se divirtieran completándolo con su hijo. Les indicó que ella también lo haría con el niño y luego podrían reunirse para hablar de lo que vieran. Julie recuerda que estaban entusiasmados por hacerlo y que, como resultado, se sintieron tranquilizados en su preocupación. La comprensión de Julie de que: "Si no hubiera tenido a Spark y el conocimiento para darles el Cuestionario ASQ, no habría tenido el respaldo para decirles mis pensamientos acerca de su preocupación. Sólo habría sido yo hablando. Los padres también lo reconocieron como algo que habían completado en la oficina del médico. Fue tranquilizador para los padres darse cuenta de que estaban dejando a su hijo con alguien que hace algo que su médico también hace. Fue un momento de 'ajá' para ellos sobre la calidad de la atención que les proporcionaba”.

 

Julie describe otras formas en las que Spark ha cambiado su relación con los padres. "Realmente, no los estaba involucrando tanto como pensaba. Ahora, mi manual les da la bienvenida y les permite sentir que lo que tienen que decir es lo más importante”. También nos comparte que los estándares de Spark sobre la diversidad y la comprensión de la cultura de la familia han enriquecido su programa para los niños, y han creado relaciones más profundas con los padres.  Cambió sus formularios de inscripción para pedir a las familias que compartan su cultura y su idioma. Nos revela: "Nunca había pensado en pedirle a los padres que compartieran eso”.

 

Además de mejorar las relaciones con los padres, Julie comparte las muchas otras formas en que su participación en Spark ha impactado en ella personal y profesionalmente. "Había áreas donde lo que yo tenía pensaba que estaba bien, pero ahora estaba motivada para hacerlo grandioso. Nuestros programas siempre pueden seguir mejorando. Todos estos años había pensado que dominaba el tema. Spark le dio nueva vida a mi programa y a mí, un nuevo estado de ánimo”.

 

Julie habló con gran entusiasmo sobre formar parte de una comunidad de profesionales de aprendizaje temprano. "He desarrollado grandes amistades con otros proveedores que también están haciendo esto. La interconexión y las afinidades me han revitalizado”. Julie expresó gran agradecimiento por el apoyo que recibió de Ami Russell. "Ami es tan maravillosa. Era alentadora, organizada y dispuesta. Era tan buena para respetar lo que estábamos diciendo como para introducir consejos u otro ángulo de pensamiento con delicadeza. Ella nos transmitía la sensación de que lo estábamos logrando”.

 

Un nuevo sentido de orgullo profesional fue otro aspecto inesperado de la participación.  "Después de 27 años y preguntándome, '¿qué voy a hacer como carrera cuando haya terminado con esto?', me di cuenta, Dios mío, esto es una carrera. Puedo seguir construyendo. No quiero parar. Quiero ir tan alto como sea capaz”.

 

Los pensamientos finales de Julie: "Fue auto-gratificante pasar por ello. Era diferente a las recompensas que obtengo de estar con los niños. Para todas las personas que sienten que este trabajo no es nada, esto dice que es algo”.

 

Al final de nuestro tiempo juntas, tuve el privilegio de informar a Julie que su programa había alcanzado la calificación de 3 estrellas. Cuando su entusiasmo se sosegó, dijo: "Fue mucho trabajo, pero ha valido la pena. Sumó en cada aspecto de mi vida”. ¡Felicidades, Julie!




Racheal AtnipComment